El presidente de EEUU anunció hoy el fin de la moratoria para desarrollar exploraciones de petróleo y gas frente a gran parte de las costas del país, donde desde hace más de dos décadas sólo se permitían explotaciones petroleras en determinadas áreas del Golfo de México, aunque los planes de la Casa Blanca frenan la expansión de las explotaciones en Alaska. El plan anunciado por el inquilino de la Casa Blanca, que pretende así ganar apoyos entre el bando republicano a sus proyectos para combatir el cambio climático, contempla expandir la autorización para realizar exploraciones petroleras en áreas del Atlántico Sur y el Golfo de México, mientras estudia "proteger áreas sensibles en el Ártico".