El mercado estadounidense abre con el Dow Jones y el S&P 500 marcando nuevos máximos históricos, mientras los inversores permanecen atentos a la publicación de las actas de la última reunión de la Fed y al discurso del presidente de este organismo ante el Congreso. A juzgar por las subidas de Wall Street, se descuenta que estas citas confirmarán el mantenimiento por parte de la Fed de las políticas cuantitativas que están alimentando los mercados de renta variable. Así todo, el Dow Jones sube un 0,17% y supera los 15.400 puntos por primera vez en su historia, el S&P 500 suma un 0,14% y el Nasdaq un 0,08%.


Los expertos coinciden en afirmar que los mercados están soportados por las políticas de los bancos centrales, especialmente las más agresivas, como la del BoJ o la Fed. Por ello, este miércoles cobran protagonismo las actas de la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal de EEUU, así como el discurso de su presidente, Ben Bernanke. Con estas citas en el radar de los inversores, el S&P 500 y el Dow Jones abren la sesión marcando nuevos máximos históricos, en los 1.672 y 15.413 puntos, respectivamente. Al hilo, desde Renta 4 indican que “la correlación entre las bajadas del desempleo y subidas en el S&P500 es buena. Es de prever que si la política de la FED es conseguir un nivel de desempleo inferior al 6,5%, hay bastante camino que recorrer desde los niveles actuales, con un paro en el 7,5%. Este dato podría estar hablando por sí solo, justificando así una tendencia alcista del S&P500 en los próximos trimestres, con sus lógicos tramos correctivos”.




"Los mercados financieros son adictos a la flexibilización cuantitativa y la idea de prescindir de ella, o simplemente verla reducida, es poco atractivo", escribió el analista de Societe Generale Kit Juckes, en una nota a inversores. Efectivamente, los mercados de renta variable parecen haberse acostumbrado a la barra libre de liquidez y, ante las palabras de algunos miembros de la Reserva Federal de EEUU (sin voto en el FOMC) aconsejando retirar los estímulos monetarios de EEUU, ahora se teme que al mercado le dé un ‘síndrome de abstinencia’. Por ello, los inversores mirarán con lupa, tanto las actas de la última reunión de la Fed, como el discurso de su presidente, Ben Bernanke.

Bernanke hablará ante el Congreso sobre su perspectiva para la economía estadounidense y, a continuación, la Fed dará a conocer las minutas de su última reunión de política monetaria.

Los principales índices estadounidenses subieron el martes, después de que el presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, dijera que el banco central tiene que repensar su estrategia actual para salir del programa de compra de bonos. Dudley subrayó que esos ajustes podrían implicar aumento o disminución del ritmo del programa. Esa ambigüedad ayudó a aliviar las preocupaciones de que el banco central podría estar avanzando hacia una estrategia de salida más rápida, de acuerdo con Steven Ricchiuto, economista jefe de Mizuho Securities EE.UU..

Otras referencias económicas de EEUU nos vendrán del mercado inmobiliario. En concreto, la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios dará a conocer los datos sobre las ventas de viviendas de segunda mano de abril. En marzo su índice de ventas pendientes, basado en contratos firmados el mes pasado, creció 1.5% a 105.7.

En el plano empresarial, Target ha informado sobre sus resultados trimestrales antes de la apertura. La compañía reportó una caída del 29% en las ganancias trimestrales y bajó su pronóstico para el ejercicio, alegando débiles por culpa del clima. Los inversores castigan a la compañía con una caída del 3%.

Al cierre del mercado, Hewlett-Packard también rendirá cuentas del primer trimestre. Sus títulos permanecen planos en la apertura.

Lowe’s informó de un aumento en las ventas y ganancias del primer trimestre y, aunque las cifras no alcanzaron las estimaciones, sus títulos hoy suben un 2,85%

Staples reportó una caída en las ventas y ganancias trimestrales debido al cierre de tiendas. Sus títulos pierden un 0,47% de valor.

Las acciones de Saks Fifth Avenue se disparan un 15,22% hasta los 15,75 dólares ante los rumores que apuntan a que podría estar buscando un comprador.

Parece que Carnival enfrenta a otra dura sesión de caídas pronunciadas tras rebajar su previsión de beneficios para la segunda mitad del año. Sus títulos se desploman un 1,65%, mientras que la compañía, en un intento por recuperar pasajeros, baja sus tarifas

Ayer las acciones de Sony se dispararon a su nivel más alto en dos años después de comunicar su intención de escindir su división de cine y música. Hoy los inversores sosegan su ánimo comprador y los títulos simplemente suben un 0,24% rozando los 23 dólares.

En el mercado de divisas, el euro-dólar recupera los 1,29 dólares y, en el de materias primas, el barril de petróleo West Texas cae a 95,94 dólares.