Nueva Rumasa se ha hecho con la totalidad de los inmuebles y activos que aún tenía la compañía portuguesa Sogrape, propietaria de la marca Sandeman, en Jerez de la Frontera, informó hoy la compañía de la familia Ruiz Mateos, sin desvelar el montante de la operación. Este acuerdo es la ampliación del contrato cerrado en 2004 por ambas firmas bodegueras, por el que Nueva Rumasa, a través de sus bodegas Zoilo Ruiz Mateos, adquirió la mayor parte de los activos de la bodega jerezana Sandeman, sus existencias, viñedos, bodegas e instalaciones, así como el contrato de suministro en exclusiva para la marca Sandeman de todos los vinos y brandies de Jerez.