Reaccionar a aumentos temporales de los precios de los alimentos con medidas de política monetaria es contraproducente, señaló el jueves Christian Noyer, gobernador del Banco de Francia y miembro del Banco Central Europeo. También dijo que el BCE no ha reaccionado "directamente" a las variaciones de precios de las materias primas. Noyer agregó el BCE sigue no obstante muy de cerca la evolución de los precios de las materias primas y que vigila los efectos de segunda ronda derivados de los incrementos de los precios de los alimentos. Noyer señaló que es difícil decir si los aumentos de los precios de los alimentos se deben a la oferta o la demanda.