El grupo farmacéutico suizo Novartis cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto de 2.948 millones de dólares (2.187 millones de euros), lo que representa un 49,2% más que en el mismo periodo de 2009 gracias principalmente a las ventas de vacunas contra la gripe A(H1N1).
De este modo, la cifra de negocio del laboratorio helvético alcanzó los 12.131 millones de dólares (9.000 millones de euros), un 24,9% más que hace un año, con un crecimiento del 13% de las ventas en su unidad farmacéutica y del 16% en la unidad de genéricos, Sandoz.

Por su parte, la unidad de vacunas de Novartis registró una facturación de 1.361 millones de dólares (algo más de 1.000 millones de euros), lo que supone multiplicar por cinco los ingresos del mismo periodo de 2009, impulsada por las ventas de vacunas contra la gripe A(H1N1), que aportaron 1.100 millones de dólares (815 millones de euros).

El consejero delegado de Novartis, Joseph Jimenez, mostró su satisfacción con los resultados cosechados por la compañía y destacó la expansión sostenida de sus ventas en la unidad farmacéutica y la fuerte contribución de los contratos para suministrar vacunas contra la pandemia de la gripe A(H1N1).