Nomura ha recortado el precio objetivo de Gamesa hasta los 13 euros desde los 17. La empresa cerró la sesión de ayer con una subida del 0,88% hasta los 10,90 euros. En lo que va de año, Gamesa pierde algo más del 7,5%.