La compañía de servicios de telecomunicaciones Nokia Siemens Networks planea recortar entre el 7% y el 9% de su actual plantilla, que asciende a 64.000 trabajadores, en el marco de un profundo plan de reestructuración de su actividad con el que espera ahorrar alrededor de 1.000 millones de euros en costes. En concreto, la 'joint venture' entre la finlandesa Nokia y la alemana Siemens pretende reducir sus costes anuales en 500 millones de euros hasta 2011 mediante la reducción de gastos operativos y de producción, lo que supondrá una carga extraordinaria de 550 millones entre 2010 y 2011.