La tendencia bajista continúa sin mostrar signos de cansancio; medias móviles de 40 y 200 sesiones cruzadas a la baja junto con una estructura de máximos / mínimos crecientes a largo y medio plazo.
En este contexto retomar adoptar posiciones largas solo sería apto para aquellos que lo hagan con criterios fundamentales. Desde una perspectiva puramente técnica deberíamos esperar a un giro al alza de la acción, este giro pasaría por una recuperación del anterior mínimo anual, 5,42, que confirmaría la ruptura de la directriz bajista que parte de máximos anuales.

Las dos notas buenas es que (1) las acciones negocias, no el efectivo negociado, continúa incrementando apuntando a que existe interés en la compañía y (2) que la sobreventa que comienzan a mostrar los osciladores ha sido motivo de rebote / suelo temporal en ocasiones anteriores.

Nokia en gráfico diario