El mercado viene relativamente tranquilo, pero visto las publicaciones de resultados que estamos teniendo y con una macro moderadamente optimista. Además, tenemos estabilidad política con lo que ha ocurrido en Francia.

No vemos Popular a 1,2 euros antes del verano. Hemos reducido el precio objetivo en los últimos tiempos y hemos bajado las estimaciones de Bpa. Nuestra valoración ronda los 0,78 euros por acción. Una adquisición de Popular sería una buena salida, pero el problema es ver cómo hacemos que haya apetito por Banco Popular.

Declaraciones a Radio Intereconomía