De rojo… así comienza la sesión bursátil al otro lado del Atlántico una vez más castigada por la ya poco sorprendente incertidumbre que genera la economía griega. Los ánimos de los inversores se ahogan además, entre la lluvia de resultados empresariales que hoy inunda Wall Street. Así, el Dow Jones de Industriales se juega mantener o no los 11.000 puntos al caer cerca de un 0,80%, el tecnológico Nasdaq pierde un 1,11% mientras el S&P500 desciende un 1,02% hasta los 1.193 puntos. En el mercado de divisas, el euro-dólar se cambia por 1,3298 unidades mientras el precio del petróleo cotiza en el entorno de los 84 dólares/barril.
Ante la lluvia de resultados empresariales que una sesión más cae sobre la renta variable. Muchos son los datos de beneficios trimestrales que tienen que digerir los inversores quienes, además, están obligados a desfilar por las cifras macroeconómicas. Y es que hoy el mercado recibe un dato algo más “esperanzador” de los obtenidos hasta el momento: las peticiones de subsidio por desempleo cayeron en 465.000 desde las 480.000 que se registraron justo una semana atrás. Pero las referencias no acaban aquí, es en esta sesión cuando el índice de precios de producción de EE.UU. ve la luz y registra un aumento del 0,7% en el mes de marzo y que contrasta con la caída del 0,6% un mes antes. Ante este escenario,

En el ámbito empresarial, vuelven a ser los resultados empresariales los protagonistas de la jornada. Entre las primeras compañías en rendir cuentas al mercado se sitúa PepsiCo, pero en contra de lo que dice el refranero español de “a quien madruga Dios le ayuda”, los títulos de la compañía de refrescos se dejan un 1,26%. Parece que al mercado no le terminan de convencer los resultados presentados por la compañía pese a aumentar en un 26% sus beneficios durante el primer trimestre de 2010 y después de conseguir el acuerdo de adquisición de sus dos principales embotelladoras en Estados Unidos por 7.800 millones de dólares.

Con más de un 2% de caída cotizan hoy los títulos de la tabaquera estadounidense Philip Morris después de anunciar un beneficio neto atribuible de 1.703 millones de dólares (1.276 millones de euros) en el primer trimestre de 2010, lo que supone un 15,4% más que los 1.476 millones de dólares (1.106 millones de euros) que ganó en el mismo periodo de 2009.

Más resultados de la mano de Fifth Third Bancorp que registró una pérdida de 10 millones de dólares, frente a la ganancia de 50 millones de dólares del mismo período del año anterior. Si se incluyen los dividendos preferentes, la pérdida por acción del banco aumentó de 4 a 9 centavos. Unas cifras trimestrales que tampoco convencen al mercado y castiga las acciones de la compañía con una caída del 3,70%.

Y en el apartado de telefonía, hoy las miradas se dirigen hacia CenturyTel -pierde un 2,65%- que finalmente alcanzó un acuerdo para adquirir Qwest Communications mediante una transacción en acciones valorizada en cerca de 10.600 millones de dólares, uno de las mayores fusiones en el sector de las telecomunicaciones en varios años.