El fabricante japonés de vídeo juegos Nintendo ha anunciado que sus beneficios netos consolidados entre abril y junio aumentaron más de cinco veces respecto al mismo período de 2006, hasta los 80.250 millones de yenes (668 millones de dólares). Debido a la fuerte demanda de su consola Wii y de la portátil de pantalla doble DS, Nintendo aumentó además en un 40% sus previsión de beneficios para el año fiscal en curso.