Nintendo dio a conocer su primera consola de videojuegos de alta definición, utilizada con un panel de control de pantalla táctil, debido a que la empresa se prepara para reemplazar a sus envejecidas Wii y seguir defendiendo su liderazgo.


El mayor fabricante de videojuegos tiene previsto comenzar a vender la WiiU el próximo año, tal y como apuntó hoy la compañía en la reunión anual Electronic Entertainment Expo en Los Ángeles.

El dispositivo de detección de movimiento, utilizando un formato óptimo propio para juegos, será capaz de reproducir todos los juegos hechos para Wii, explicó Reggie Fils-Aime, presidente de Nintendo América.

El presidente Satoru Iwata cuenta con el WiiU para reactivar las ventas de Nintendo. Aunque la empresa comunicó que vendió más de 86 millones de unidades hasta abril, las entregas se han ido reduciendo durante dos años.

Los fabricantes de hardware incluyendo Nintendo y Sony, se añaden a la lista de competencia de dispositivos móviles tales como Apple, y de los juegos en redes sociales como Facebook.

“Como industria lo que no hemos logrado todavía es una plataforma de juego que sea igualmente satisfactoria para todos los jugadores”, afirmó Iwata. “Esto es exactamente lo que pretendemos crear con nuestra nueva plataforma”, añadió.

Kinect, el control sensible al movimiento de Microsoft y el propio de Sony, ambos introducidos en el último año, han impulsado las ventas, de acuerdo con el seguidor de ventas NPD Group.

Nintendo no ha dictaminado un precio para la nueva consola, previamente conocido como ‘Project Café’, como señala Bloomberg. La consola “es la pieza central de la estrategia de respuesta por parte de la compañía”, según ejecutivos de Nintendo.