Las acciones del fabricante de productos de electrónica de consumo japonés NEC han cerrado la jornada con una caída del 8,9% ante los rumores sobre una posible ampliación de capital por un importe de unos 2.100 millones de dólares.