España tendrá que cumplir con su objetivo de reducción de déficit hasta el 4,4% este año, como exige Bruselas. Así lo ha recordado el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn.
El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha rechazado este martes suavizar el objetivo de reducción de déficit para nuestro país este 2012. Por tanto, España tendrá que mermar este ratio del 8,51% al 4,4% del PIB. 

"En primer lugar, necesitamos plena información sobre el desvío fiscal de 2011 y los motivos de este desvío", ha dicho Rehn en unas jornadas sobre el Gobierno económico de la UE en la Eurocámara. 

"En segundo lugar, necesitamos plena información sobre el borrador de presupuesto y las medidas concretas previstas de consolidación fiscal para este año 2012", ha explicado el responsable de Asuntos Económicos. "Cuando tengamos esa información, y confío que sea en las próximas semanas, durante el mes de marzo, podremos entonces examinar si España está tomando medidas eficaces para garantizar la sostenibilidad estructural de sus finanzas públicas", ha indicado Rehn.

No obstante, la CE podría dejar una puerta abierta al estudio de la flexibilización de los niveles de déficit una vez que se conozcan los presupuestos y las medidas fiscales que llevará a cabo el Gobierno. Así lo considera David González, analista de Dracon Partners EAFI, quien dice que “Bruselas quiere ver un presupuesto cerrado y, cuando vean que lo podemos cumplir, quizás sean algo más laxos”. ¿Cómo vamos a conseguir reducir el déficit hasta llegar a la meta del 4,4% del PIB exigida? “Nos queda un año muy duro por delante, pero con determinación posiblemente lo cumplamos”, dice el experto.