El drástico recorte de empleos en MySpace, de News Corp, es sólo el primer paso que este portal debe dar para conservar su atractivo. Eclipsado por los recién llegados Facebook y Twitter, MySpace debe cambiar las preocupantes tendencias en cuanto a usuarios y reemplazar un lucrativo acuerdo publicitario de 300 millones de dólares con Google que expira el año próximo, o arriesgarse a sumarse a otras firmas de Internet que en el pasado tuvieron potencial, como Friendster, AltaVista y GeoCities. Eso significa redefinirse como sitio de música y entretenimiento, mejorar los retornos a los anunciantes y quizás incluso encontrar una nueva 'home', dicen analistas y antiguos empleados.