La reaseguradora alemana Münchener Rück lanzará una emisión de deuda subordinada por un valor de alrededor de 1.000 millones de euros (1.344 millones de dólares).
El director financiero de la compañía, Jorg Schneider, informó hoy en una nota de prensa de que el objetivo de esta acción es la optimización de la estructura y de los costes del capital de la empresa. Münchener Rück hará un procedimiento de emisión antes del 1 de junio a través del que se determinará el volumen exacto de la deuda, el cupón y el precio de salida. Esta deuda, que tendrá consideración de recursos propios, no tendrá limitación temporal y la compañía podrá cancelarla dentro de diez años. La emisión se enmarca dentro del plan "Changing Gear" (cambio de marcha), presentado en marzo, mediante el que la reaseguradora quiere convertirse en la compañía más rentable del mundo en su sector. En una emisión de deuda subordinada se emiten títulos de renta fija que tienen características inferiores a las emisiones normales. Dentro de este mismo programa, Münchener Rück comprará acciones propias por valor de 5.000 millones de euros (6.720 millones de dólares) hasta 2010, lo que varios expertos consideran como una operación para defenderse de una posible absorción por otra compañía. Hacia las 13.05 horas GMT, las acciones de Münchener Rück subían en el índice DAX 30 de la bolsa de Fráncfort un 0,85%, hasta 136,35 euros.