Tras el espectacular rebote de la última jornada -superior al 25 por ciento- la cotización de Solaria se desploma este miércoles. Y la razón hay que buscarla en la rebaja de recomendación que ha hecho sobre la ocmpañía Morgan Stanley. De un plumado ha reducido su precio objetivo sobre la compañía en 9,4 euros, desde los 14,2 anteriores a los 4,60 actuales y otorga como justificante los obstáculos regulatorios. Las aaciones del fabricante de paneles solares lideran los retrocesos del mercado contínuo al dejarse más de un 16 por ciento.
Según Morgan Stanley, los obstáculos regulatorios están detrás de esa rebaja en el precio objetivo que la firma ha realizado sobre Solaria. Afirman que "la propuesta del gobierno de limitar las primas de las nuevas instalaciones a partir de 2009, las dificultades con los proveedores de materias primas y la perspectiva más negativa para el negocio" les llevan nos llevan a "reducir sus previsiones de beneficios". Por ello rebajan la previsión de beneficio por acción un 15% para 2008, a 0,9 euros; un 57% para 2009, a 0,68 euros, y un 53% para 2010 a 0,65 euros. Morgan Stanley reitera su nota de neutral sobre Solaria.