La agencia internacional de calificación Moody's, ha ratificado los "ratings" a corto y largo plazo de Banca March, aunque ha puesto en revisión negativa el de fortaleza financiera de la entidad balear, actualmente en el nivel C. Banca March detalla en un comunicado que Moody's mantiene para la entidad en el corto plazo el nivel P1 -el máximo nivel alcanzable-, y en A2 el largo plazo -nivel intermedio de la calificación A (que va de A1 a A3)-, lo que la convierte en "una de las pocas entidades" calificadas por esta agencia internacional que ha conseguido mantener sus anteriores niveles. La agencia define la deuda a largo plazo con dicho nivel (A2) como "deuda de grado medio-alto y sujeta a bajo riesgo de crédito".