La entidad financiera italiana Monte dei Paschi di Siena (MPS) pedirá una ayuda de 1.900 millones de euros al Gobierno que dirige Silvio Berlusconi, según dio hoy a conocer la entidad a través de un comunicado. Así lo decidió el consejo de administración del banco en la reunión que mantuvo para aprobar los resultados relativos al año 2008 y según los cuales los beneficios de la entidad disminuyeron un 30,6% con respecto al año anterior, pasando de los 1.437 millones registrados en 2007 a los 953 obtenidos en 2008. Entre las entidades del país transalpino que ya se han acogido al programa de apoyo a los bancos puesto en marcha por el Gobierno figuran Unicredit, que es la principal entidad financiera del país, y Banco Popolare.