La papelera Miquel y Costas obtuvo un beneficio neto consolidado de 11,6 millones de euros en el año 2008, lo que supone un aumento del 22% respecto a los 9,5 millones ganados en el año anterior. Según ha informado hoy la empresa, la cifra de negocio alcanzó los 172 millones en 2008, un 7,5% más que en el año 2007 y el 'cash flow' consolidado ascendió a 24,5 millones, un 12,8% más que en el ejercicio del 2007. La buena evolución de las ventas y el impacto positivo de las inversiones en los costes, junto con una relajación de los precios de las materias primas a final de año y una más favorable evolución del euro, han permitido obtener esta mejora de los resultados. El grupo ha mantenido su política de retribución al accionista distribuyendo 5,8 millones de euros en dividendo y devolución de prima de emisión, ha financiado su plan de inversiones y ha disminuido su endeudamiento financiero.