El grupo papelero Miquel y Costas ha obtenido en el primer trimestre del año un beneficio de 3,08 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,4% respecto al mismo período del ejercicio anterior. La compañía espera consolidar estos resultados en el primer semestre y continuará desarrollando políticas de contención de costes y de mejora de la productividad.
La cifra de negocio se ha situado hasta marzo en 41,56 millones de euros, frente a los 39,83 millones de los tres primeros meses de 2006, lo que representa un alza del 4,3% que responde al aumento del tonelaje vendido en un 8,6% y al mantenimiento del precio. La compañía, que hasta marzo empleaba de media a 855 personas, cifra su endeudamiento financiero neto en 20,09 millones de euros, frente a los 17,16 millones del 31 de diciembre de 2006, lo que representa una ratio sobre fondos propios del 15%. Las inversiones en el primer trimestre del ejercicio han ascendido a 3,05 millones de euros y se han destinado sobre todo a la reducción de costes, a medidas de protección del medio ambiente y a la mejora de la calidad de los productos.