Microsoft registró una ganancia de 6.660 millones de dólares, o 74 centavos por acción, durante el segundo trimestre de su año fiscal, un aumento del 60% frente al beneficio de 4.170 millones de dólares, o 47 centavos por acción, del mismo período del año anterior.
Los resultados del gigante del software se vieron beneficiados por los ingresos diferidos relacionados con la última versión de su producto emblemático, el Windows 7. Microsoft señaló que durante su segundo trimestre vendió más de 60 millones de licencias de Windows 7, lo que lo convierte en el sistema operativo de mayor venta en la historia.

Los resultados de Microsoft para el trimestre concluido el 31 de diciembre incluyeron 1.700 millones de dólares en ingresos que la compañía debió diferir en los trimestre anteriores a través de su versión mejorada del Windows 7, lo que agregó 14 centavos por acción.

Los ingresos aumentaron un 14% a 19.020 millones de dólares. Excluidos los ingresos diferidos, los ingresos fueron de 17.300 millones de dólares el trimestre pasado.

Según una encuesta de Thomson Reuters, los analistas esperaban, en promedio, que la firma anunciara una ganancia trimestral de 59 centavos por acción e ingresos de 17.900 millones de dólares. En general, las estimaciones de los analistas excluyen las partidas extraordinarias

Los ingresos subieron en dos de los cinco negocios de la compañía. Las ventas en la división de clientes de Microsoft, que fabrica el sistema operativo Windows, aumentaron un 70% y las ganancias ascendieron un 99%. Las ventas de servidores y herramientas avanzaron un 2,4%. En el segmento de servicios en línea, uno de los más pequeños de la compañía pero que podría llegar a ser una de las divisiones más importantes, los ingresos disminuyeron un 4,6%.