La supremacía china en el sector de los metales raros podría llegar a ser aplastante, tanto en términos de control de la producción mundial así como en atención mediática. Pero lo que resulta más sorprendente es el diminuto tamaño de dicho mercado.

Los metales raros es un nombre que abarca a una docena de minerales. Durante lo últimos meses, estos metales, han centrado el interes de los productores de la más avanzada (y más cara) tecnología a nivel mundial, incluyendo componentes microelectrónicos y sistemas de defensa.

Los nuevos datos publicados por el Centro de Información y Estadística Chino durante el día de hoy, revelan que China exportó durante 2010 un total de $939.72 millones de metales raros. Para poner este dato dentro del contexto de ese mercado, esa cifra supone la décima parte de lo que China se gasta en combustible de petróleo en un sólo mes.

Lo que también llama la atención es que las exportaciones de metales raros durante el año pasado tan sólo cayeron un 9.3%, una cifra muy por debajo de las caídas de las exportaciones totales.

¿Qué quiere decir esto? Estas cifras muestran que el valor de las exportaciones chinas de metales raros se ha multiplicado por tres desde 2009. Y no son los chinos los únicos beneficiarios, la empresa norteamericana Molycorp (MCP - dedicada también a la producción de metales preciosos) multiplicó por cuatro su cotización durante el año pasado, subiendo un 15% en un sólo día, cuando se conoció que China anunciaba el recorte de su producción para este 2011.