El gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, ha dicho este miñercoles que la inflación probablemente se mantendrá por encima del 3% durante "varios trimestres" y que el banco tendrá que mostrarse "paciente" para devolver la inflación hacia su objetivo del 2%. En un comunicado, King ha explicado que el banco central busca devolver la inflación al objetivo "a lo largo de un periodo de tiempo prolongado". Por eso, agregó, durante los próximos dos años habrá "un grado indeseable de volatilidad".