Los analistas de Bank of America Merrill Lynch han previsto  que el precio del petróleo subirá este año. Ellos han situado el barril de crudo Brent en 59 dólares, mientras que el barril de West Texas lo sitúan en 58,50 dólares a finales de este año. Para el próximo año, calculan que el precio del barril podría alcanzar los 75 dólares.