El banco de análisis e inversión Merrill Lynch advierte en un informe de que los precios del gas natural han experimentado "tremendas" presiones alcistas en las últimas semanas en Europa y de que esta tendencia se debe a un aumento en la correlación entre la cotización del petróleo y del gas. De confirmarse el encarecimiento del gas al mismo ritmo que el crudo, podría romperse la tendencia de los últimos meses, en la que los niveles inéditos de cotización del petróleo, cercanos a los 100 dólares el barril, no vinieron acompañados de presiones semejantes en el mercado del gas.