Las empresas no financieras del Ibex 35 aumentaron su endeudamiento en 2017 hasta los 225.000 millones de euros, lo que supone un aumento moderado del 0,85% respecto al año anterior. La emisión de bonos representó cerca de un 60% del pasivo total de las empresas, mientras que el resto de deuda fue financiera. A cierre del primer semestre Telefónica era la que más deuda financiera en balance soportaba hasta los 43.590 millones.

Esta es una de las conclusiones a las que llega un informe elaborado por Bravo Capital en el que analiza la evolución de las emisiones de bonos de las compañías del Ibex 35 desde 2014 hasta 2017. La compañía especializada en financiación alternativa a empresas apunta que 12 compañías del Ibex 35 logran ya más del 50% de su financiación a través de bonos.

“Los bonos representan de media un 38% de la financiación de las empresas del selectivo español, un porcentaje que se eleva hasta el 50,7% si excluimos las empresas que en este periodo no han realizado ninguna emisión de bonos”, explica José Luis Villafranca, director general de Bravo Capital.

 

La deuda de las empresas se incrementa un 0,85%.

 

El pasado año, las empresas en las que más se incrementaron los importes de las partidas de bonos y obligaciones fueron MERLIN Properties, Enagás y DIA, hasta los 900 millones de euros en el caso de la socimi con un incremento del 14,6%, un 8,2% y un 8,19%, respectivamente. Las empresas más activas en los mercados de capitales durante el año pasado fueron Telefónica e Iberdrola con una emisión de renta fija de 8.390 millones en el caso de la operadora y 5.657 millones en el caso de la eléctrica que dirige Ignacio Sánchez Galán.

El ranking de los valores del Ibex 35 que poseen un mayor porcentaje de financiación no bancaria lo encabeza Amadeus (84%), le sigue Telefónica (83%) y lo cierra Colonial (79%). Las nueve empresas restantes del Ibex que obtienen más de un 50% de su financiación a través de bonos son DIA (75%), Cellnex (75%), Enagás (72%), Iberdrola (72%), Repsol (69%), Naturgy (66%), Abertis (63%), Red Eléctrica (61%) y Merlin Properties (60%).

El 20% de las empresas no emiten bonos

Con todo, el estudio de Bravo Capital ha detectado que un 20% de las empresas que componen el Ibex 35 no han accedido al mercado de renta fija. Este grupo de empresas está conformado por Técnicas Reunidas, Mediaset, Inditex, Aena, Gamesa, CIE Automotive, Técnicas Reunidas y Viscofan. En el caso de la compañía textil presenta una posición neta de caja hasta julio de 5.944 millones de euros, 499 millones más que un año antes, lo que le deja como la empresa más saneada del Ibex 35.

 

 

El informe apunta que las compañías del selectivo español miran cada vez más hacia el mercado de bonos como vía para diversificar sus fuentes de financiación y reducir su dependencia de unas pocas entidades financieras sometidas a una regulación bancaria más restrictiva y cambiante.

Así, en los últimos tres años, la financiación mediante bonos se ha incrementado un 13,6%, pasando de 116.613 millones de euros en 2014 a 134.958 millones de euros en 2017. Esta tendencia alcista contrasta con la reducción que se ha vivido en la financiación bancaria, que ha disminuido un 7,11% en el mismo período, desde un volumen de 95.984 millones de euros en 2014, a 89.164 millones en 2017. Si bien es cierto, que durante 2017 la financiación bancaria ha repuntado un 0,63%.

José Luis Villafranca apunta que más allá de las empresas del Ibex 35 cada vez más compañías no cotizadas están descubriendo en la financiación alternativa una fuente complementaria al crédito tradicional de la banca y muestra de ello es el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF), y las emisiones de bonos en Luxemburgo o Dublín.

 

 

Este mismo mes se ha conocido que El Corte Inglés emitirá por primera vez en su historia bonos al 3% por valor de 800 millones de euros en octubre. El objetivo que tiene la cadena de hipermercados es refinanciar uno de los tramos del crédito sindicado que tiene con la banca desde el comienzo de año por valor de 3.650 millones.

En el primer semestre del año, por ejemplo, el MARF registró un volumen de nuevas emisiones de 3.256 millones, un 56% más respecto al mismo período del ejercicio anterior. Mientras que el saldo vivo, el volumen total de activos que está anotado en el mercado, es de 2.823 millones de euros, con un incremento del 27%.