La canciller alemana, Angela Merkel, definió hoy la declaración de insolvencia por parte del consorcio Arcandor como un paso en la dirección correcta para intentar darle una nueva vida a la empresa bajo nuevas condiciones.
"Creo que la insolvencia le abre nuevas posibilidades al consorcio y a los trabajadores", dijo Merkel en una breve comparecencia ante la prensa. Merkel anunció además que el ministro de Economía, Karl-Thedor zu Guttenberg, se reunirá con los representantes de los trabajadores. Arcandor declaró su insolvencia un día después de que el gobierno rechazara una solicitud para que se le concediese un aval estatal.