Hay que remontarse al pasado 23 de marzo para encontrar un cierre más alcista que el vivido hoy. El Ibex 35, finalmente frena el rally, aunque no lo suficiente como para encontrarse en máximos desde la primavera y para colmo no apoyado necesariamente en valores financieros. Despunta Abengoa, con una subida superior al 8%, y con los blue chips cotizando con ganancias muy moderadas. Metrovacesa ha sido suspendida de cotización a última hora de la sesión por la CNMV cuando repuntaba un 15% en el mercado continuo. Y mientras el euro no para de dar alegrías para los largos al superar la barrera del 1,328 en su cambio con el dóalr. 
 
Los ánimos se desinflaron en el mercado nacional. El Ibex 35 ha cerrado finalmente lejos de los máximos de la sesión (8.322 puntos) debido al frenazo en seco que ha protagonizado la renta variable estadounidense después de los malos augurios sobre el 'fiscal cliff'. La Casa Blanca ha anunciado esta tarde su 'veto' al denominado 'Plan B' propuesto por el republicano Boehner por el que proponía elevar hasta las rentas de un millón de dólares anuales el mínimo para la subida de impuestos, cuando el Gobierno de Barack Obama tenía un límite mucho más bajo, de 400.000 dólares. 

Con Wall Street en números rojos, las principales plazas europeas han frenado el rally alcista con ganancias muy moderadas que, en todo caso, permiten aún pensar en la conquista de los 7.700 puntos en el caso del Dax Xetra germano, o de los 3.700 si miramos a la bolsa parisina. Ayuda, sin duda, el último informe IFO, que mide la confianza de los empresarios alemanes, que ha subido en diciembre hasta los 102,4 puntos desde los 101,4 de noviembre. La cifra ha sorprendido positivamente a los mercados. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media una subida hasta los 102,0 enteros.

La Bolsa de Milán, más próxima a las ganancias nacionales, se ha visto impulsada por la remontada de los grandes bancos nacionales como Unicredito o Ubi Banca, que suben más de un 3%. 

En España los problemas son de otra índole, ya más centrados en la constitución de la SAREB, sobre la que el Gobierno ha asegurado no querer tirar los precios de los pisos por los suelos, o en la posible petición de rescate a Bruselas. Así, el Ibex 35 opta por ignorar al mundo y subir de la mano de la volatilidad en los últimos compases hasta la cima del día, para luego frenar y cerrar al  alza un 1,17% hasta los 8.264 puntos. 

Detrás se encuentra el espectacular despegue de Abengoa, que en la semana acumula unas ganancias del 17%, gracias al repunte de la jornada del 8, 62% hasta los 2.29 euros. Los ganadores de la jornada pintan un cuadro muy variopinto con IAG colgándose la medalla de plata gracias a un subida del 6,24%, ACS, 5,34%, BME, otro 4,76%,  Bankinter, 4,72%, y Gamesa, que trata de aprovechar sus últimos días dentro del selectivo, rebota un 4,66%. 

Decía, por cierto, Roberto Moro, analista de Apta Negocios que él ya lo vaticinó y lo cierto es que es verdad. "El Banco Popular ha subido un 10% desde la última semana". Pues bien, hoy la entidad de Ángel Ron cierra al alza un 4,43% hatsa los 0,68 euros por título. 

Entre los grandes, Repsol es el más alcista de todos con una subida del 1,85%, seguido muy de cerca por BBVA, el único agente que se ha quedado fuera de la SAREB, con un repunte del 1,55% hasta los 6,99 euros, al borde de conquistar la cota de los 7 euros por acción. El Banco Santander suma un 0,87%. 

Endesa se coloca muy cerca, con unas ganancias del 1,54%, después de advertir al Gobierno del posible cierre de plantas nucleares dada la subida de tasas impositivas. La eléctrica dice que las plantas no son rentables con la reforma y no habrá ampliaciones de vida. Cree que desaparecerán un total de 17.908 MW, casi el 20% de las potencia instalada en España. Endesa no es nada optimista con el efecto de las nuevas tasas de la reforma energética y cree que en 15 años podrían haber cerrado todas las nucleares españolas, ya que para ninguna planta es "viable prolongar la vida útil más allá de los cuarenta años con el actual escenario".

Por su parte, Inditex y Telefónica son los dos grandes olvidados de la fiesta. Sus ganancias, del 0,18% y 0,15% respectivamente, no han contribuido en exceso al repunte del selectivo, a pesar de los buenos datos conseguidos por la teleoperadora. El producto combinado que lanzó Telefónica al mercado el pasado mes de octubre, Movistar Fusión, ha superado ya el millón de altas, alcanzando así las expectativas de la operadora que auguraban que llegarían al millón de clientes antes de final de año. 

En rojo se colocan este miércoles las constructoras, Sacyr Vallehermoso y FCC, con caídas del 2,31% y 0,43%, respectivamente, mientras que a la cabeza aparece Acerinox que se ha dejado por el camino un 3,43%. 


Metrovacesa, suspendida de cotización
Los accionistas mayoritarios de Metrovacesa han planteado una opa de exclusión sobre la compañía. La CNMV ha suspendido la cotización del grupo inmobiliario poco antes del cierre del mercado. Un grupo de antiguos acreedores y actuales accionistas mayoritarios de la inmobiliaria están preparando una opa de exclusión sobre la compañía, según han confirmado a la agencia Reuters fuentes con conocedoras de la operación.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha decidido suspender, de forma cautelar, las acciones de Metrovacesa en bolsa, “por concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre los citados valores”. Antes de su suspensión sus acciones subían un 15,28%, hasta 0,83 euros. Metrovacesa no ha confirmado ni desmentido la información y se limitan a señalar que a lo largo de la tarde emitirán un comunicado.


Mercado de deuda
La resaca de la última subasta del Tesoro Público se vive con cierto relax dentro del mercado de deuda donde la prima de riesgo española se reduce en 10 puntos básicos, hasta los 383 pb. Lo mismo sucede con el riesgo país italiano que se contrae hasta los 296 pb. 

La contracción se hace extensiva asimismo al bono español a diez años que reduce su rentabilidad un 0,9% hasta el 5,29% exigido.