El mayor fabricante mundial de juguetes, Mattel, ha anunciado una tercera retirada de juguetes fabricados en China, una medida que afectará a más de 800.000 unidades en todo el mundo por contener niveles "no permisibles" de plomo. La retirada afecta a tres modelos de juguetes de Fisher-Price y a ocho artículos de su marca Barbie, aunque no se trata de muñecas.