MásMóvil cerró el primer semestre de 2017 con unas pérdidas de 151,3 millones de euros debido al impacto negativo de la contabilidad del convertible de ACS, a pesar de que su resultado bruto de explotación (ebitda) aumentó un 87%.

A través de un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Masmovil ha explicado que sus resultados del primer semestre incluyen un impacto negativo de 141 millones de euros por el acuerdo con ACS sobre los convertibles que poseía las constructora.

Sin embargo, el resultado una vez ajustados por los gastos no recurrentes y otros impactos contables no relacionados con el negocio fue de 19 millones de euros.

El ebitda de MásMóvil alcanzó los 104 millones de euros hasta junio, lo que implica un crecimiento del 87% en comparación con la cifra registrada en el mismo periodo del año anterior.

Por otro lado, la cifra de negocio de MásMóvil se situó al cierre del primer semestre en los 609,2 millones de euros, lo que representa un incremento del 13% en comparación con los 538,2 millones de euros de hace un año.

En concreto, los ingresos de servicio (que representaron un 78% del total) crecieron un 18%, hasta los 474 millones de euros.

Tras estos resultados la compañía ha asegurado que "ha aumentado su confianza" en alcanzar su objetivo de obtener un ebidta recurrente de más de 200 millones de euros en 2017 e informa de que actualizará sus objetivos antes de, o en la comunicación de los resultados del tercer trimestre.

La deuda neta del grupo a finales del primer semestre, excluyendo los convertibles en circulación, es de 393millones de euros y de 790 millones incluyendo convertibles.