Un total de 67.303 pequeñas y medianas empresas (pymes) desaparecieron en España en 2009, según se desprende de los datos de empresas inscritas en la Seguridad Social recopilados por Cepyme y difundidos hoy. En concreto, el año se cerró con 1.264.689 empresas registradas, de las que 1.260.085 entraban en la categoría de pymes, cifra inferior en un 5,1% a la de 2008.