Martisa Fadesa negocia con siete fondos inmobiliarios internacionales la venta de terrenos por 1.000 millones de euros con el objetivo de reducir la deuda, para lo que también se plantea la venta de una parte de su cartera hotelera en régimen de alquiler o bajo contratos de gestión. Es al menos lo que publica Expansión citando al consejero delegado de la compañía, Carlos Vela. Con la venta parcial de la cartera hotelera, Martinsa Fadesa se concentrará en la promoción residencial en España y fuera. La venta de suelo por 1.000 millones, sin descartar una desinversión mayor, se haría con opción de recompra a un plazo de dos o tres años.