La cadena británica de grandes almacenes Marks & Spencer ha informado que tuvo un beneficio neto de 393 millones de libras (560 millones de euros) en el semestre que terminó el 30 de septiembre, un 40% más que en el mismo periodo del 2006, y anunció que entrará en el mercado chino el próximo año.El beneficio operativo ascendió a 586 millones de libras (840 millones de euros), un 30% más que hace un año, mientras que los ingresos alcanzaron las 4.200 millones de libras, un 6,5% más.