Las acciones de la aseguradora española registran las mayores caídas del selectivo a la espera de que presente sus cuentas de los nueve primeros meses del año.

Qué será lo que descuenta el mercado que no gusta nada a los inversores. Hoy Mapfre rendirá cuentas de su tercer trimestre. Según el consenso recogido por Bloomberg, se espera que el beneficio por acción durante este periodo ascendiera a 0,07 euros, por encima de los 0,05 del trimestre anterior y un 3% superiores a los de hace un año. Para el cómputo total del año, el consenso apunta a 0,31 euros por acción, un 2% menos que en 2011.

Entre tanto, los inversores huyen del valor que cede un 2,40% hasta los 2,11 euros. Según Miguel Ángel Cicuéndez, asesor financiero independiente de Inversis Banco, “va a buscar el soporte de los 2 euros, en donde podría haber una oportunidad de compra si se frena, aunque dependerá del nerviosismo de los inversores”.

No obstante, por arriba, “que vaya a buscar los 2.50 euros es cada vez menos probable, sobre todo por el contexto general de los mercados”, considera Roberto Moro, analista de Apta Negocios. De hecho, el precio objetivo que recoge FactSet para el valor no alcanza este nivel, se frenaría en 2,45 euros. Desde niveles actuales, implicaría una revalorización del 16% aunque, si esperamos a entrar en soporte (2 euros) podríamos apuntarnos una subida del 22,5%. Además, el sentimiento de mercado positivo.

En lo que va de año Mapfre ha tenido un desempeño pero que el Ibex 35. La aseguradora pierde un 15,43% de su valor, mientras que el índice de referencia, un 12,70%.

COTIZACIÓN COMPARADA MAPFRE vs. IBEX 35:

Fuente: Yahoo Finanzas

Al margen de la situación técnica, Mapfre se encuentra dentro del top ten de los valores del Ibex 35 con mayor rentabilidad por dividendo, un 6,90%. En cambio, es la séptima acción más barata del selectivo por PER, sólo 7,24 veces. De hecho, es más barata que otras competidoras europeas, como Munich Re (per 8,19 x) o Allianz (8,61 x).

Donde pincha Mapfre es en su alta exposición al riesgo país de España. Un 51% de su cartera se encuentra expuesta a letras y bonos del Estado español (Lectura recomendada: Mapfre, ¿continuarán las subidas?). De hecho, esta alta correlación le valió recientemente un recorte de su rating por parte de Moody’s al borde del ‘bono basura’, ‘BBB-‘, el mismo nivel que el reino de España. No obstante, cuando el mercado da tregua a España y la prima de riesgo desciende, la cotización de Mapfre suele verse premiada, como podemos observar en el gráfico: desde que marcara los mínimos históricos (1,3 euros) en agosto ha recuperado un 62,30% de su valor.