Mapfre ha comprado a Inmobiliaria Colonial un edificio de oficinas en Aravaca (Madrid) por 42 millones de euros. Un inmueble con una superficie total de aproximadamente 10.000 metros cuadrados, y que cuenta con 261 plazas de aparcamiento.
La aseguradora ha informado de que las obras de construcción del edificio, denominado 'Altos de Aravaca', han finalizado este mismo año y ha explicado que cuenta con un diseño moderno a base de fachadas totalmente acristaladas y pasarelas metálicas perimetrales. El inmueble está situado junto a la estación de cercanías de la localidad madrileña, en un entorno residencial, con áreas escolares y universitarias, así como zonas comerciales y complejos deportivos. Mapfre Inmuebles, compañía del grupo dedicada a la promoción de viviendas, suelo y gestión de patrimonio inmobiliario, ha intervenido en la operación como asesor