El fabricante alemán de vehículos industriales MAN se mostró hoy partidario de llevar a cabo una alianza entre iguales con el productor sueco Scania y la división de camiones de Volkswagen.
En la junta general de accionistas, el presidente de MAN, Hakan Samuelsson, dijo que "vemos en Volkswagen un accionista estratégico estable a largo plazo y creo que en esta constelación tenemos buenas condiciones para lograr una solución armoniosa en la que ganen todos los accionistas de MAN". A finales de enero, MAN retiró su oferta de adquisición sobre Scania por valor de 10.300 millones de euros (13.956 millones de dólares) ya que fue rechazada durante meses por los dos grandes accionistas de la empresa sueca, Volkswagen e Investor, la sociedad de inversión de la familia Wallenberg. Tras la retirada de la opa, MAN se mostró abierto a todas las posibles combinaciones con Scania y VW. Samuelsson hizo hincapié hoy en que esta unión se produciría a la "misma altura de los ojos", es decir, cada una de las marcas mantendría su propia identidad. En este toma y daca por Scania, Volkswagen contraatacaba y aumentaba a finales de febrero su participación en MAN en casi un 10 por ciento, hasta el 29,9 por ciento, por lo que ahora es el mayor accionista de ésta última.