El fabricante de componentes austríaco-canadiense Magna y el banco ruso Sberbank concederán a la compañía alemana Opel un crédito de casi 500 millones de euros. "El plan tiene dos fases. La primera será la inversión en capital que, por ahora, será menor. Sberbank tendrá un 35 por ciento y Magna un 20 por ciento", dijo German Gref, presidente de Sberbank y ex ministro de Economía, según la agencia Interfax. En el marco del Foro Económico Internacional que se celebra en San Petersburgo, Gref insistió en que "Sberbank no planea convertirse en socio estratégico de la operación" de compra de un paquete mayoritario de Opel, filial europea de la estadounidense General Motors. Gref adelantó que la caja de ahorros rusa se deshará de sus acciones en Opel tan pronto como ella y Magna reestructuren la deuda de la compañía alemana. Al respecto, también dejó entrever que un inversor ruso podría ser el comprador de las acciones de Sberbank en Opel