La dirección de Magna y los representantes del comité de empresa de CC.OO. han alcanzado un acuerdo sobre el plan industrial para la planta de Opel en Figueruelas, tras comprometerse la multinacional austriaca a limitar a 900 el número de bajas en la planta aragonesa, frente a las más de 1.300 previstas anteriormente, informó hoy la Federación de Industria de CC.OO. Además, la fábrica zaragozana se mantendrá "intacta" hasta el verano de 2011 y asumiría la producción de la nueva generación del Combo, en caso de que Opel decidiera fabricar este vehículo. Magna también ha ofrecido la garantía de que todos los posibles derivados del Corsa, como fue en su momento en Tigra, se fabricarán en Zaragoza.