El plan de saneamiento elaborado por el consorcio austro-canadiense Magna para la automotriz alemana Opel prevé el despido de 10.560 empleados, más del 10% en la planta zaragozana de Figueruelas. Además, quiere aplicar una serie de medidas de ahorro como reducir o eliminar las pagas extraordinarias de Navidad y de verano, además de otras reducciones salariales.