Desde septiembre del pasado año a la fecha, el dólar ha logrado una apreciación del 29% respecto a la moneda japonesa, pasando de niveles mínimos de 77.1 yenes por dólar a los actuales valores de 99.5 yenes. 


Si bien este avance estuvo principalmente impulsado por presión del mismo banco central japonés, con lo cual debemos decir que gran parte del movimiento esta estimulado por razones fundamentales, al momento de aplicar la corriente técnica identificamos que en las instancias actuales alcanzadas un techo para el cruce USDJPY podría estar muy cercano, a partir de donde un proceso correctivo parcial mayor de corto plazo quedaría habilitado.
Como se puede observar en la siguiente gráfica adjunta, si etiquetamos el comportamiento de avance de acuerdo al modelo Elliott Wave, veremos que las condiciones de cercanía a un techo también se muestran completa. .




Es verdad que si los precios buscan aún la línea de tendencia superior, que une techo del movimiento en crecimiento y a su vez delimita la velocidad del mismo, veremos que aún existe un margen adicional de avance para buscar la zona de 100-100.8 yenes, sin embargo ello no modificaría las condiciones técnicas y por lo tanto podríamos esperar de todos modos que los precios reviertan su tendencia a la baja desde esas instancias de todos modos y el proceso correctivo mayor sugerido de corto plazo logre habilitarse.

Vale mencionar que ante la confirmación que el proceso correctivo para el cruce USDJPY ya ha tomado vida, los objetivos potenciales que se deducen para dicha corrección serían la zona de 95-94.5 yenes e incluso la zona de 91 yenes, lo cual no es nada depreciable para comenzar a mirar este cruce como una oportunidad de trading bajista hacia las próximas semanas. Veamos…



Por Ruben J. Ullúa 
Asesor y Analista de Mercados Financieros – rju@rubenjullua.com – Twitter: @Ullua