La petrolera rusa OAO Lukoil encabezará una delegación que viajará mañana a Irak para continuar negociando un acuerdo petrolero de 3.400 millones de dólares alcanzado durante la época de Sadam Husein. Los responsables de la petrolera han aunado esfuerzos para renegociar dicho contrato aunque no se espera que en este viaje se llegue a un acuerdo. Según el paco anterior, China National Petroleum- con la que Irak firmó un contrato- compartiría los beneficios obtenidos con la producción de petróleo.