Los visados solicitados para construir nuevas viviendas cayeron un 30,86% hasta febrero, hasta situarse en 13.906 unidades, con lo que siguen moderando su ritmo de descenso tras cerrar 2009 con un retroceso del 58,1% y abrir el año con una caída del 35,7% en enero, según datos del Ministerio de Fomento.

Del total de nuevas viviendas que se pidieron construir en los dos primeros meses del año, el 74,6% correspondieron a pisos en bloque, y el resto a viviendas unifamiliares.