Los visados para construir nuevas viviendas descendieron un 56,16% en 2009, hasta los 110.862 certificados, aunque moderaron su ritmo de caída en los últimos tres meses del año, con un retroceso interanual del 36%, según los datos del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España. El descenso se debe, en su mayor parte, a la caída en el número de visados de viviendas libres, que pasaron de 208.124 unidades en 2008 a las 76.288 el pasado año, lo que supuso un descenso del 63,35%, mientras que las viviendas protegidas alcanzaron los 34.574 visados, un 22,6% menos que los 44.721 certificados registrados un año antes.