Netflix, el servicio de alquiler online y por correo de películas, ha obtenido unos beneficios y unas ventas por debajo de las previsiones que habían hecho los analistas.

Debido a la variación en el precio, la compañía con sede en Los Gatos espera firmar 400.001 nuevos abonados estadounidenses en este trimestre, frente a los 1,8 millones del periodo que acaba de finalizar. La empresa ha acabado el segundo trimestre con 24,6 millones de usuarios americanos.

Netflix ha visto una aceleración revuelta durante los dos últimos trimestres y la tendencia solo puede ir a peor con el aumento de los precios y el incremento de la competencia” ha declarado Tony Wible, analista de Janney Montgomery Scott LLC que tiene un “vender” en las acciones.

El beneficio este cuatrimestre será de entre 0,72 dólares y 1,07 dólares por acción, según ha comunicado hoy Netflix. Las ventas serán de 828,5 millones de dólares. Los analistas habían pronosticado un beneficio de 1,11 dólares por acción o unas ventas de 842,9 millones de dólares, de acuerdo con Bloomberg.

La compañía ha dividido su servicio por correo y de streaming en dos planes, aumentado el precio un 60% hasta los 15,98 dólares al mes por persona, a quien quiera DVDs y acceso online.

“Netflix se ha equivocado con esto y básicamente están diciendo: todo nuestro crecimiento va a ser absorbida por las personas que se den de baja", ha dicho Michael Pachter, analista de Wedbush Securities en Los Angeles. "No está claro cómo van a hacer para obtener éxito atrayendo y reteniendo a la gente con estos planes de precios."

El CEO de la empresa, Reed Hastings, ha afirmado en una conferencia telefónica que "se siente mal" porque algunos clientes están molestos. Los usuarios del servicio online podrán disfrutar “del nuevo y asombroso contenido que vamos a ser capaces de ofrecer con el aumento del dinero” ha añadido.

Sus acciones caen un 6,05% hasta los 264,51 dólares