Banco Popular obtuvo durante el primer trimestre del año un beneficio neto de 185,7 millones de euros, un 9% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior tras realizar provisiones por 836 millones.

Este resultado está muy por encima del consenso de los analistas consultados por la agencia Reuters, que esperaban que Banco Popular cerrara los tres primeros meses del año con un beneficio de 164,1 millones.

Popular ha registrado importantes descensos en todos sus márgenes. El de intereses ha caído un 22,3%, hasta 515,4 millones de euros, mientras que el margen bruto ha recortado un 13,9%, hasta 775,8 millones. El de explotación se ha situado en 450 millones tras registrar un descenso del 23,9%.

El core capital cierra el trimestre en el 9,93%, 50 puntos básicos por encima del alcanzado al cierre del ejercicio, manteniéndose la posición de fortaleza frente al conjunto de entidades españolas y europeas. El Tier 1 y ratio BIS por su parte se mantienen también en el 9,93%, 30 y 27 puntos respectivamente por encima de los ratios al cierre del ejercicio 2010.

El banco, en línea con su política de prudencia, ha realizado provisiones extraordinarias por un total de 466 millones de euros, cubiertas con resultados también extraordinarios por la venta de una parte del negocio de gestión de activos y de seguros a Allianz y por la venta de inmuebles que han aportado plusvalías por 498 millones de euros.

En relación con la tasa de mora, ésta se sitúa en el 5,44%, 17 puntos básicos por encima de la registrada a diciembre de 2010 y muy por debajo de la tasa media de bancos y cajas del 6,21% (último dato disponible febrero 2011).