La empresa estadounidense propietaria de los derechos de las películas del agente secreto James Bond, Danjaq, perdió hoy la batalla ante el Tribunal de Primera Instancia de la Unión Europea (TUE) para evitar que una compañía alemana de medios de comunicación registre el signo 'Dr. No' como marca comunitaria. La sentencia del TUE resalta que los propietarios de James Bond no han utilizado nunca el signo 'Dr. No' como marca ni como indicador del origen comercial. Este requisito es imprescindible para poder oponerse a la petición de registro de su rival alemana. El caso se remonta al año 2001, cuando la empresa alemana Mission Productions pidió ante la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI) el registro del signo verbal 'Dr. No' como marca comunitaria.