Los préstamos personales concedidos por establecimientos financieros de crédito cayeron un 30% en el primer trimestre de 2008, en tanto que la financiación de automóviles bajó entre un 6 y un 10%, según datos provisionales adelantados hoy por el presidente de Asnef, Pedro Guijarro. En una rueda de prensa para presentar los resultados del sector del crédito al consumo en 2007, el presidente de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef) ha afirmado que esta caída, la primera desde la crisis económica que estalló en 1993, se notó especialmente en los llamados préstamos rápidos de pequeño importe.