Los precios de producción de Alemania subieron en junio un 0,9% respecto a mayo, cuando se produjo un incremento del 1%. La tasa interanual se elevó siete décimas para situarse en el 6,7%, el nivel más alto desde marzo de 1982, según los datos de la Oficina Federal de Estadística publicados hoy. Los analistas esperaban un incremento mensual de los precios del 0,7% y anual del 6,5%. Estos datos son un síntoma más de la presión inflacionista que está sufriendo la primera economía de la zona euro.