Los precios de la eurozona cayeron un -0,1% en octubre, dos décimas menos que en septiembre (-0,3%), aunque la inflación sigue en terreno negativo, según datos preliminares proporcionados hoy por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.